jueves, 10 de abril de 2014



Un blog puede estar magnficamente redactado. El contenido ser tremendamente relevante. Pero una mala elección de tipografía puede derribar todo el trabajo. Que levante la mano a quien la letra de alguna página no le haya echado para atrás. El trazo y estética de los caracteres puede dificultar la lectura o causar desasosiego. 



 El investigador Kevin Larson es un experto que ha investigado la relación entre psicología y caligrafía. En un estudio conducido en el MIT, Larson examinó la manera en que las fuentes influyen en nuestras emociones. Para el estudio se valió de artículo de la revista New Yorker. 



Encontró que ciertos tipos de fuente provocaban que el entrecejo se arrugase, un movimiento vinculado con la activación de emociones negativas en la amígdala. Costaba más leerlas y dificultaban la atención. Otras tipografías en cambio permitían una lectura más rápida, una concentración más sencilla, y una sensación de mayor claridad. Como resultado, estas tipografías causaban una sensación de placer que inspiraba a los individuos y les hacía más proactivos


Lograr este efecto en tu blog o página no es difícil. En este post, Mikael Cho nos detalla los aspectos a tener en cuenta. La consistencia en el uso de una tipografía concreta, la elección de un tamaño de letra y longitud de lineas adecuado son suficientes para que el visitante tenga una impresión positiva de nuestra página. 

1 comentarios:

  1. Sin duda unas buenas fuentes, pueden ser una gran solucion.
    Siempre trato de descargarlas desde descargarfuentes.com, es la mejor alternativa.

    ResponderEliminar